Cada vez son más los aspirantes a empresarios que sueñan con expandirse en el extranjero. Establecer o ampliar una empresa en Canadá es una opción atractiva para inversores de todas las nacionalidades.

Abrir una empresa en Canadá es una oportunidad rentable para impulsar el crecimiento de su empresa desde cero o ampliar su base de clientes. No es fácil registrar una empresa en el país sin conocer la jurisdicción. Por ello, se recomienda buscar ayuda de expertos en el proceso de registro de empresas en Canadá para asegurarse de un proceso sin complicaciones y exitoso.

SOLICITAR AHORA

Pros y contras de crear una empresa en Canadá

Pros:

  • Accesibilidad geográfica con robusta infraestructura de transporte y acceso a puertos y aeropuertos
  • Economía estable con historial de crecimiento económico positivo y baja inflación
  • Impuestos a las empresas bajos y sistema fiscal territorial que evita la doble tributación de ganancias extranjeras
  • Apoyo a mano de obra cualificada con iniciativas y incentivos para adaptación al mercado laboral cambiante
  • Reconocido por su innovación en la industria tecnológica.

Contras:

  • Costo de vida elevado, especialmente en ciudades grandes
  • Inviernos rigurosos en algunas regiones que pueden afectar transporte y operaciones comerciales
  • Desafíos en sectores económicos como la industria petrolera y gasística
  • Proceso complejo de creación de empresas que puede requerir asistencia profesional o legal
  • Mercado interno relativamente pequeño que puede limitar oportunidades de crecimiento para algunas empresas.

¿Pueden los extranjeros abrir una empresa en Canadá?

Sí, tanto extranjeros como residentes locales pueden abrir una empresa en Canadá bajo las mismas condiciones. No hay restricciones en cuanto a la ciudadanía o residencia para crear una empresa en el país. Sin embargo, algunos tipos de negocios pueden requerir una licencia o permiso específico y tener restricciones.

Tipos de empresas en Canadá (Estructuras empresariales)

En Canadá, existen tres estructuras empresariales principales entre las que elegir: empresario individual, sociedad colectiva y sociedad anónima. He aquí un breve resumen de cada uno de ellos:

1- Empresa individual

Una empresa unipersonal en Canadá es un tipo de estructura empresarial en la que un único individuo posee y gestiona la empresa. El individuo es responsable de todos los aspectos del negocio, incluyendo la toma de decisiones, la gestión de las operaciones y la asunción de todas las responsabilidades.

Una empresa unipersonal es el tipo de estructura empresarial más simple y común en Canadá. Es fácil de poner en marcha y requiere un papeleo mínimo. El propietario individual tiene derecho a todos los beneficios generados por la empresa, y los beneficios de la empresa se gravan como ingresos personales del propietario.

Una empresa unipersonal es una buena opción para las personas que desean iniciar un pequeño negocio y tener el control total de las operaciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el propietario individual es personalmente responsable de todas las deudas y obligaciones de la empresa, lo que puede ser una desventaja.

2- Asociación

Una sociedad colectiva en Canadá es un tipo de estructura empresarial en la que dos o más personas o empresas trabajan juntas para explotar un negocio. Las asociaciones se forman mediante un acuerdo de asociación, en el que se describen los términos de la misma, como las funciones y responsabilidades de cada socio, el reparto de beneficios y pérdidas y el proceso de toma de decisiones.

Existen varios tipos de sociedades en Canadá, incluidas las sociedades colectivas, las sociedades comanditarias y las sociedades de responsabilidad limitada.

En una sociedad colectiva, todos los socios son igualmente responsables de la gestión y los pasivos de la empresa. En una sociedad comanditaria, hay uno o varios socios colectivos que gestionan la empresa y responden personalmente de sus deudas, y uno o varios socios comanditarios que aportan capital pero no responden personalmente de las deudas de la empresa. En una sociedad de responsabilidad limitada, todos los socios tienen una responsabilidad limitada por las deudas de la empresa, similar a la de una sociedad anónima.

Las asociaciones pueden ser una buena opción para particulares o empresas que deseen trabajar juntos para explotar un negocio y participar en los beneficios. Sin embargo, es importante que los socios consideren cuidadosamente los términos del acuerdo de asociación y se aseguren de que sus intereses están protegidos.

3- Corporación

Una sociedad anónima en Canadá es una entidad jurídica independiente de sus propietarios y accionistas. Se crea registrándose ante el gobierno y obteniendo una carta corporativa, que otorga a la corporación ciertos poderes y privilegios.

Una sociedad anónima puede ser propiedad de un solo individuo o de un grupo de accionistas, y puede ser de propiedad privada o pública. Está gestionada por un consejo de administración, que es elegido por los accionistas y se encarga de tomar decisiones en nombre de la sociedad.

Una de las principales ventajas de una sociedad anónima es que ofrece una protección de responsabilidad limitada a sus accionistas. Esto significa que los accionistas no son personalmente responsables de las deudas y obligaciones de la sociedad. En cambio, la sociedad anónima es responsable de sus propias deudas y obligaciones, y los bienes personales de los accionistas no suelen estar en peligro.

Una sociedad anónima puede ser una buena opción para las empresas que quieren reunir capital vendiendo acciones a inversores o que quieren ofrecer a sus empleados la posibilidad de comprar acciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las sociedades anónimas están sujetas a normativas más complejas y requieren más formalidades que otras estructuras empresariales.

4- Operaciones de sucursal

Una empresa de operaciones de sucursal en Canadá es un tipo de estructura empresarial en la que una empresa extranjera establece una presencia física en Canadá mediante la creación de una sucursal. La sucursal es una entidad jurídica separada de la empresa matriz, pero no es una corporación independiente. Por el contrario, es una extensión de la empresa matriz y se considera parte de las operaciones de ésta.

La sucursal es responsable de llevar a cabo las actividades comerciales de la empresa matriz en Canadá, y está sujeta a las mismas regulaciones y leyes que cualquier otra empresa en Canadá. Sin embargo, la sociedad matriz es responsable del pasivo de la sucursal, y ésta no puede reunir capital de forma independiente.

La creación de una empresa de operaciones de sucursal en Canadá puede ser una buena opción para las empresas extranjeras que desean entrar en el mercado canadiense pero no quieren constituir totalmente una empresa independiente en Canadá. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la empresa matriz es plenamente responsable de las actividades de la sucursal, lo que puede suponer una desventaja.

5- Empresa conjunta

Una empresa conjunta en Canadá es un tipo de estructura empresarial en la que dos o más empresas trabajan juntas en un proyecto o actividad empresarial específicos. La empresa conjunta es una entidad jurídica separada de las empresas participantes, y suele formarse con un propósito o duración específicos.

En una empresa conjunta, las empresas participantes aportan recursos, como capital, tecnología o experiencia, a la empresa y comparten los beneficios o las pérdidas. Cada empresa participante tiene una participación en la empresa conjunta y toma decisiones sobre las operaciones de la empresa a través de un acuerdo de empresa conjunta.

Las empresas conjuntas pueden ser una buena opción para las empresas que desean colaborar en un proyecto específico o entrar en un nuevo mercado sin fusionarse totalmente o adquirir otra empresa. Sin embargo, es importante que las empresas participantes consideren cuidadosamente los términos del acuerdo de empresa conjunta y se aseguren de que sus intereses están protegidos.

Cada estructura empresarial tiene su propio conjunto de ventajas y desventajas, por lo que es importante considerar cuál es la más adecuada para usted en función de sus objetivos y necesidades empresariales. Siempre es una buena idea buscar el asesoramiento de un profesional jurídico o financiero antes de decidirse por una estructura empresarial.

Registro provincial o federal de empresas en Canadá

Los inversores extranjeros pueden registrar una empresa en Canadá a nivel federal o provincial. La principal diferencia entre estos niveles es la capacidad de vender bienes y prestar servicios en Canadá.

Las empresas registradas a nivel federal pueden operar en todo Canadá, mientras que las empresas registradas a nivel regional sólo pueden operar en la provincia en la que están registradas.

Documentos y Requisitos para poner una empresa en Canadá

Para registrar una empresa en Canadá, se requieren los siguientes documentos:

  • Certificado de incorporación
  • Escritura de constitución y estatutos de la empresa
  • Informe de búsqueda de nombres
  • Número Federal de Negocios y Número de Impuesto sobre la Renta de la Autoridad de Ingresos de Canadá correspondiente para realizar transacciones corporativas
  • Si los accionistas son extranjeros, deberá aportarse un justificante de domicilio en Canadá
  • Una copia del pasaporte (visado)
  • Información sobre el capital desembolsado necesario para constituir la sociedad
  • Tasa de presentación de la solicitud

A continuación, le explicaré cómo obtener estos documentos abriendo su propia empresa en Canadá.

Cómo abrir una empresa en Canadá

Para obtener los documentos de la empresa mencionados en el apartado anterior, siga estos pasos:

1- Reserva del nombre comercial:

Para reservar un nombre comercial, primero debe decidir el nombre de la empresa y después registrarlo ante las autoridades competentes.

2- Elija una estructura empresarial:

Para crear su empresa, debe elegir la estructura empresarial más adecuada, como una sociedad anónima, una sociedad colectiva o una empresa unipersonal.

3- Realización de los trámites de inscripción:

Para completar el proceso de registro, debe presentar una solicitud al departamento de registro de empresas a nivel federal o regional.

4- Presentación de documentos:

Conserve todos los documentos necesarios para el registro de la empresa y preséntelos al departamento competente.

5- Certificado de constitución de la empresa

Una vez aprobada su solicitud de registro de empresa, recibirá un certificado de constitución.

6- Obtención del registro fiscal y de diversas licencias

Para operar su negocio, debe registrarse para pagar impuestos en el Departamento de Impuestos de Canadá(Agencia Tributaria de Canadá) y obtener las licencias necesarias según la naturaleza de su negocio.

Pasos para abrir una empresa unipersonal en Canadá

1- Elija un nombre comercial

Tendrá que elegir un nombre único para su empresa que no esté ya en uso por otra empresa en Canadá. Puede utilizar la herramienta de búsqueda de nombres de Corporations Canada para comprobar la disponibilidad del nombre que desea.

2- Registre su nombre comercial

Si desea utilizar un nombre comercial diferente de su propio nombre legal, tendrá que registrarlo ante el gobierno. Esto se conoce como un nombre «haciendo negocios como» (DBA). Puede registrar su nombre DBA a través de su gobierno provincial o territorial.

3- Obtener los permisos y licencias necesarios

Dependiendo de la naturaleza de su negocio, puede que necesite obtener permisos y licencias del gobierno federal, provincial o municipal. Esto puede incluir permisos de construcción, licencias comerciales u otras aprobaciones reglamentarias.

4- Regístrese para pagar impuestos

Tendrá que darse de alta en los impuestos correspondientes, como el impuesto sobre bienes y servicios (GST) y las retenciones salariales. Puede darse de alta en estos impuestos a través del servicio en línea de la Agencia Tributaria de Canadá.

5- Controle sus finanzas

Como empresario individual, usted es personalmente responsable de todos los aspectos de su negocio, incluida la gestión financiera. Es importante mantener registros precisos y actualizados de sus ingresos y gastos para asegurarse de que está pagando los impuestos adecuados.

Sociedad unipersonal en Canadá Tasas

Pasos para abrir una sociedad de personas en Canadá

1- Elija un nombre comercial

Tendrá que elegir un nombre único para su empresa que no esté ya en uso por otra empresa en Canadá. Puede utilizar la herramienta de búsqueda de nombres de Corporations Canada para comprobar la disponibilidad del nombre que desea.

2- Registre su nombre comercial

Si desea utilizar un nombre comercial diferente de su propio nombre legal, tendrá que registrarlo ante el gobierno. Esto se conoce como un nombre «haciendo negocios como» (DBA). Puede registrar su nombre DBA a través de su gobierno provincial o territorial.

3- Elija a sus socios

Una sociedad debe tener al menos dos socios, y es importante considerar cuidadosamente con quién desea trabajar. Debe discutir las funciones y responsabilidades de cada socio y crear un acuerdo por escrito en el que se esbocen los términos de la asociación.

4- Obtener los permisos y licencias necesarios

Dependiendo de la naturaleza de su negocio, puede que necesite obtener permisos y licencias del gobierno federal, provincial o municipal. Esto puede incluir permisos de construcción, licencias comerciales u otras aprobaciones reglamentarias.

5- Regístrese para pagar impuestos

Tendrá que darse de alta en los impuestos correspondientes, como el impuesto sobre bienes y servicios (GST) y las retenciones salariales. Puede darse de alta en estos impuestos a través del servicio en línea de la Agencia Tributaria de Canadá.

6- Controle sus finanzas

Como sociedad, es importante mantener registros precisos y actualizados de sus ingresos y gastos para asegurarse de que está pagando los impuestos adecuados. También es importante discutir los asuntos financieros con sus socios y tomar decisiones en equipo.

Sociedad anónima en Canadá Tasas

El mejor agente para abrir una empresa en Canadá

Inicie su negocio en Canadá hoy mismo con Ownr. Como el mejor agente en el que confiar para abrir una empresa en Canadá.

Ownr ofrece una solución completa para gestionar los documentos y recursos legales de su empresa, así como acceso a ventajas y asistencia exclusivas. Con Ownr, puede registrar o constituir su empresa de forma rápida y sencilla en menos de 15 minutos.

Simplemente elija un nombre de empresa, proporcione su información y deje que Ownr se encargue del resto del proceso.

No espere más –
comience ahora su viaje empresarial con Ownr
.

tabla de precios propios

SOLICITAR AHORA

Preguntas frecuentes

¿Pueden los extranjeros abrir una empresa en Canadá?

Sí, los extranjeros pueden abrir una empresa en Canadá en las mismas condiciones que los residentes canadienses.

¿Es necesario abrir una cuenta bancaria corporativa en Canadá después de crear una empresa?

Sí, después de establecer una empresa en Canadá, necesitará abrir una cuenta bancaria corporativa en el país.

¿La compra de una propiedad en Canadá concede la residencia permanente?

No, la compra de una propiedad en Canadá no concede la residencia permanente. Sin embargo, cualquiera puede comprar bienes inmuebles en Canadá sin ninguna restricción basada en el valor o el tipo de propiedad.

¿Cuál es el coste de emigrar a Canadá?

Un individuo necesitará aproximadamente 15.500 CAD para inmigrar a Canadá, mientras que las parejas necesitarán alrededor de 21.000 CAD y las familias con hijos entre 25.000 y 30.000 CAD.

¿Puede una empresa extranjera poseer un negocio en Canadá?

Sí, una empresa extranjera puede ser propietaria de un negocio en Canadá. Existen varias opciones para las empresas extranjeras que deseen invertir en Canadá, como constituir una empresa canadiense, comprar una empresa existente o crear una empresa conjunta con una empresa canadiense.

¿Las empresas extranjeras pagan impuestos en Canadá?

Sí, las empresas extranjeras que desarrollan su actividad en Canadá están sujetas al impuesto de sociedades canadiense sobre sus ingresos de origen canadiense. Las empresas extranjeras también pueden estar obligadas a pagar el impuesto sobre bienes y servicios (GST) y el impuesto armonizado sobre las ventas (HST) por la venta de bienes y servicios en Canadá.

¿Existen restricciones a la propiedad extranjera de empresas en Canadá?

En general, existen pocas restricciones a la propiedad extranjera de empresas en Canadá. Sin embargo, ciertas industrias pueden tener restricciones específicas sobre la propiedad extranjera. Por ejemplo, la propiedad extranjera de las empresas canadienses de radiodifusión y telecomunicaciones está limitada al 20%. Además, la inversión extranjera en determinados sectores, como las industrias culturales y los sectores sensibles de la economía, puede requerir una revisión por parte del gobierno federal.

¿Puede una empresa extranjera contratar trabajadores extranjeros en Canadá?

Sí, una empresa extranjera puede contratar trabajadores extranjeros en Canadá. Sin embargo, los trabajadores extranjeros necesitarán generalmente obtener un permiso de trabajo para poder trabajar en Canadá. El proceso para obtener un permiso de trabajo puede variar en función del tipo de trabajo que se realice y del país de origen del trabajador extranjero.

¿Es necesario que una empresa extranjera tenga presencia física en Canadá para poder hacer negocios allí?

No es necesariamente necesario que una empresa extranjera tenga presencia física en Canadá para poder hacer negocios allí. Las empresas extranjeras pueden hacer negocios en Canadá a distancia, por ejemplo mediante ventas en línea o celebrando contratos con empresas canadienses. Sin embargo, tener una presencia física en Canadá, como una oficina o un almacén, puede facilitar a una empresa extranjera hacer negocios en Canadá.

¿Qué es el impuesto de sociedades en Canadá?

El impuesto de sociedades, también conocido como impuesto de sociedades, es un impuesto que grava los beneficios obtenidos por una empresa. En Canadá, tanto el gobierno federal como los gobiernos provinciales tienen autoridad para imponer el impuesto de sociedades.

¿Cómo se determina el tipo impositivo de una empresa en Canadá?

En Canadá, el tipo impositivo de una empresa se determina en función de su tipo de negocio y de su renta imponible anual. El tipo federal del impuesto de sociedades para la mayoría de las sociedades privadas controladas por canadienses (CCPC) es del 15% sobre los primeros 500.000 $ de ingresos empresariales activos. Para los ingresos superiores a este umbral, el tipo impositivo federal aumenta al 38%. Además del tipo federal del impuesto de sociedades, también se aplican los tipos provinciales del impuesto de sociedades.

¿Cuál es la fecha límite para presentar el impuesto de sociedades en Canadá?

El plazo para la declaración del impuesto de sociedades en Canadá es generalmente de seis meses después del final del ejercicio fiscal. Por ejemplo, si una empresa tiene un cierre fiscal el 31 de diciembre, la fecha límite para presentar sus impuestos de sociedades sería el 30 de junio del año siguiente.

¿Existen créditos fiscales para las empresas en Canadá?

Sí, hay varios créditos fiscales disponibles para las empresas en Canadá. Estos créditos pueden incluir créditos para la investigación y el desarrollo, la contratación de aprendices y la inversión en energías limpias. Además, las empresas también pueden optar a diversas deducciones, como las deducciones por gastos de capital y comidas y entretenimiento relacionados con la empresa.

¿Puede una empresa solicitar una prórroga fiscal en Canadá?

Sí, una empresa puede solicitar una prórroga fiscal en Canadá presentando una solicitud ante la Agencia Tributaria de Canadá (CRA). La CRA estudiará la solicitud y podrá conceder una prórroga si la empresa puede demostrar una razón válida para necesitar más tiempo para presentar sus impuestos.

¿Existen sanciones por no declarar a tiempo el impuesto de sociedades en Canadá?

Sí, en Canadá existen sanciones por no declarar a tiempo el impuesto de sociedades. Estas sanciones pueden incluir tasas por presentación tardía, cargos por intereses y, potencialmente, incluso cargos penales para los casos graves de evasión fiscal. Es importante que las empresas presenten sus impuestos a tiempo para evitar estas sanciones.